los juegos del hambre 3 - Sinsajo parte 2

Crítica de Los juegos del hambre – Sinsajo parte 2: se acabó lo que se daba

Recién salida de ver el esperado final: Los juegos del hambre 3 – Sinsajo parte 2 . Y hablar de esto sin spoilear!! Haré el intento.

Luego de gestarse la revolución todo está preparado para que el régimen totalitario y violento que comanda Snow en Panem llegue a su fin. ¿Lo lograrán? ¿Podrá el fuego de Katniss derretir la nieve? Creo que en el fondo esa no es la intriga principal… ¿acaso puede terminar mal?

En Sinsajo 1 ganó importancia la línea argumental amorosa. ¿Peeta o Gale? Y la respuesta no es obvia, por lo que la resolución de este conflicto (sobre todo el tema de la enajenación de Peeta) es uno de los motores principales.

Análisis de Los juegos del hambre – Sinsajo parte 2

Las primeras dos películas fueron una cosa: presentación del régimen y tensión respecto a lo que pasaba en cada edición de Los Juegos del Hambre. El desafío al orden establecido solo era latente. En la tercera esto termina de estallar y aquí ya no importan los juegos. Importa lo otro: el poder. La lucha por el poder es clave. La manipulación de los medios de comunicación lo es todo. El pan y el circo, convertidos en espectáculo maquiavélico toma una nueva dimensión.

Por supuesto que si viste toda la saga, el final es de visión obligatoria. Ahora, ¿Sinsajo parte 2 es la mejor película de todas? No. Es más, me atrevo a decir que es la más débil. Desde ya que entretiene y estás en vilo, pero no llega a tener verdaderas sorpresas o giros inesperados. Y «ese momento» que no puedo nombrar para no spoilear, pero que incluye a Katniss disparando la flecha, es bastante predecible.

Visión de mundo

La trama de Sinsajo parte 2 se tarda, va lenta. Falta tensión (salvo en una secuencia en el túnel). El grupo avanza y avanza… y parece que toda la película va a consistir en eso. Andan por ahí demasiado… y eso le hace perder fuerza. Es la última: ¡queremos toda la carne en el asador!
Dicho esto, la visión de mundo de la primera entrega es insuperable y esa es su mayor riqueza.

Una pena ver esta última película de Phillip Seymour Hoffman. Para quien sabe que hay una escena súper importante que se tuvo que cambiar tras su muerte, porque aun no estaba hecha, se van a dar cuenta cuál es. Aun así en Sinsajo parte 2 está bien resuelto.

Nunca me había atrapado ninguna saga, hasta que llegó Los Juegos del Hambre. Suzanne Collins encontró una maravillosa forma de hablar del mundo de hoy. O del mundo de siempre. Oprimidos y señores, como en el Medioevo, pero en versión 2.0.

Título original: The Hunger Games: Mockingjay – Part 2
Duración: 137 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2015

Podés seguir leyendo el análisis del resto de la saga de Los juegos del hambre:

3 comentarios sobre «Crítica de Los juegos del hambre – Sinsajo parte 2: se acabó lo que se daba»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *