Blade Runner 2049 con Ryan Gosling es la segunda parte de la película de 1982.

Crítica de Blade Runner 2049: el futuro ha llegado

Blade Runner 2049 llega a las salas de cine a 35 años del estreno del clásico de ciencia ficción que tuvo a Harrison Ford como protagonista. Ahora, quien entra en acción es Ryan Gosling en esta secuela tardía que toma varios elementos de la original.

¿De qué se trata Blade Runner 2049?

En 2049, en un mundo árido y oscuro, un blade runner oficial de la policía K (Ryan Gosling) descubre un secreto que podría cambiar el rumbo de la sociedad para siempre. Su misión lo lleva a buscar a Rick Deckard (Harrison Ford), un antiguo blade runner del que no se sabe nada hace tres décadas.

Y si te cuento más… te cuento la película, así que nada de spoiler.

Blade Runner 2049, la secuela tardía

Habiendo pasado 35 años, casi que me cuesta hablar de secuela, pero de eso se trata. Esta segunda parte responde a preguntas que habían quedado pendientes en la primera, sobre todo en relación al destino del blade runner Rick Deckard. Una de las cosas positivas y fundamentales de Blade Runner 2049 es que siendo una secuela, funciona como si no lo fuera. Se puede ver y entender como una película independiente. O sea, si no viste la original, no pasa nada.

Ahora, vamos a suponer lo siguiente. Hoy por primera vez la Blade Runner original y, quizás, te resulte un poco lenta (eso no quieta que sea un clásico indiscutido, of course). Yo la vi hace varios años y me pasó un poco eso. Lógico, me dirás, el cine ha cambiado desde 1982, ahora todo va más rápido y nos hemos acostumbrado a ello.

¿Qué sucede con Blade Runner 2049? Extrañamente, la película mantiene el ritmo lento y solemne de la original, pero con un agregado: dura casi 3 horas. Ay. Sí. Cuando una película dura 2 horas 43 minutos sentís que más vale que lo valga. ¿Lo vale?

Lo bueno y lo malo de Blade Runner 2049

Veamos si lo vale. Por un lado, la realización es impecable. El despliegue técnico está en su punto justo, con imágenes extraordinarias que crean un futuro sombrío, por momentos invadido por lo tecnológico, por momentos como tierra arrasada. La dirección de fotografía y el arte le suman unos cuantos puntos. Además, el director Denis Villeneuve logra recrear esa atmósfera urbana que tanto remite a la original.

Blade Runner 2049 con Ryan Gosling es la segunda parte de la película de 1982.
Sony Pictures

El problema es el ritmo. Como te decía antes, si vas a estar casi 3 horas en el cine, más vale que sea llevadero. Blade Runner 2049 mantiene durante casi todo el metraje un estilo narrativo austero, con un conflicto que se plantea con cierta vaguedad. El film termina resultando demasiado lento. Por suerte, desde el momento en que Harrison Ford entra en escena (tarda en aparecer…), la película mejora bastante.

En pantalla también desfilan rostros que siempre es grato ver, como Robin Wright, Jared Leto y Barkhad Abdi, junto a la cubana Ana de Armas, en un papel que seguro la pondrá entre las actrices del momento.

Entretenida solo por momentos, apostando más a mostrar un mundo que a contarlo, Blade Runner 2049 llega al presente con un resultado agridulce. Para los fanáticos de la ciencia ficción, eso sí, será de visión obligatoria.

Puntaje: 6/10

Duración: 163 minutos
País: Estados Unidos / Reino Unido / Canadá
Año: 2017

Autor entrada: alesaras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *