Crítica de «Alma»: un amor bipolar

Alma, la segunda película chilena más vista de 2015, luego de «El Bosque de Karadima«, cruza la cordillera y se estrena en las salas argentinas. ¿Cómo ha logrado esta simpática comedia romántica conquistar público más allá de sus fronteras? Acá te cuento.

¿De qué se trata?

Fernando (Fernando Larraín) y Alma (Javiera Contador) serían una pareja más si no fuera por un detalle: ella es bipolar. Luego de veinte años de matrimonio, el amor se pone a prueba: ¿puede Fernando seguir soportando el comportamiento de su mujer? ¿Cómo reaccionará ella al enterarse de las dudas de su esposo?

Bastiana Films

Lejos de ponerse el traje almidonado y plantear un drama sobre el desgaste del amor tocado por un trastorno psiquiátrico, «Alma» habla de todo eso desde una postura absolutamente cómica.

Y en medio de esa crisis, aparecerá Gaspar (Nicolás Cabré) un galán joven, apuesto y argentino que funcionará como el tercero en discordia y el escape de Alma para olvidar su corazón roto.

Bastiana Films

Los aciertos de «Alma»

Diego Rougier, director del film, nacido en Argentina y con amplísima trayectoria a ambos lados de la cordillera, logra entregar una buena comedia, efectiva, quizás por momentos naif, pero divertida.

Pero el gran logro de la película es Alma, la encantadora mujer bipolar que compone de maravillas Javiera Contador. El total desenfado, casi impune, de su comportamiento es una bocanada de aire fresco en medio de tanto personaje de cartón que pulula por la pantalla. Alma es fresca, divertida, creíble, ES la película.

Otro punto interesante es que el film es una comedia romántica pero se corre del tradicional «chica-conoce-chico» que hemos visto hasta el cansancio, para recordarnos que el amor no es solo la instancia de enamoramiento, sino que va más allá de los jóvenes de 20 y que es también tema para una pareja sólida. Las fisuras del tiempo son mucho más problemáticas y veraces que el conflicto de conseguir fundirse en un beso con el supuesto hombre/mujer de los sueños. La vida está más cerca de «Alma».

Bastiana Films

¿Por qué hay que ver «Alma»?

El director, también guionista, consigue crear un film que no es solo chileno. No es un humor inaccesible para los demás, y eso no es menor. El cine latinoamericano que trasciende las fronteras de su país de origen, tiende a girar en torno al drama. En ese sentido, es bueno tener la posibilidad de ver una comedia.

«Alma» es una película divertida, sencilla, con magníficas actuaciones (aplausos para Javiera Contador) y que entretiene. Eso no es poco.

Enterate más sobre «Alma» en la entrevista que le realicé a Diego Rougier y Javiera Contador. Podés leerla aquí.

Duración: 97 minutos
País: Chile / Argentina
Año: 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *