Crítica de ‘Nessuno si salva da solo’: amor a la italiana

Delia y Gaetano se juntan a cenar en un elegante restaurant para arreglar las vacaciones de sus hijos. ¿Será el relato de toda una noche o el muchos años?

Nadie se salva solo… ¿o sí?

El relato de «Nessuno si salva da solo»  transcurrirá durante una cena plagada de hostilidades, recuerdos y reflexiones. Pero no, no vas a ver una película de un solo escenario porque aquí lo que valen son los flashbacks. Desde esa mesa, la comida será una excusa para llevar al espectador a recorrer una historia de amor que vive su fin, quizás definitivo, quizás no.

CDI Films

Jóvenes e impulsivos, así eran Delia y Gaetano cuando se conocieron en un gimnasio. Ella era débil y había padecido trastornos alimenticios. Él había tenido una vida más cómoda y aspiraba a ser escritor. La atracción, la estabilidad, el primer hijo, el segundo, el desencanto. Todo eso y más será lo que estos personajes vivieron, mientras hoy, desde la mesa en un bonito restaurant, deciden sí aún se aman.

Jasmine Trinca compone estupendamente a Delia, a las muchas Delias que recorren el relato, mostrando un personaje en constante evolución interna y externa. La chiquilla del primer flashback poco tiene que ver con la mujer de apariencia fuerte que está cenando en ese restaurant. Riccardo Scamarcio también hace un acertado retrato de Gaetano, un italiano que no termina de madurar: impulsivo y despreocupado, con intenciones de buen padre.

El paso del tiempo, los hijos, los padres, las amistades, el trabajo: «Nessuno si salva da solo» es una película sobre el desgaste de las relaciones amorosas. Pero, ¿hay esperanza? Para eso el relato incorpora a otra pareja adulta que vive la velada desde cerca (Ángela Molina y Roberto Vecchioni) y que se insinúan al espectador durante toda la película, ganando un bello protagonismo recién al final (gritos en las callecitas romanas de noche no pueden no recordarme a Marcello y Anita, aunque nada tenga que ver este film con «La dolce vita»).

CDI Films

El director Sergio Castellitto entrega un relato llevadero, entretenido, minucioso, intenso, por momentos un tanto dilatado, pero que finalmente muestra con buenas dosis de realismo los complejos momentos de la vida en pareja.

Duración: 103 minutos
País: Italia
Año: 2015

 

 

error

Autor entrada: Ale Saras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *