locamente millonarios critica

Crítica de ‘Locamente millonarios’: ni comedia ni romántica

Cuando uno se presta a ver una comedia romántica, sabe que van a pasar ciertas cosas: una pareja destina a ser feliz encuentra un par de obstáculos en el camino, entra en crisis y finalmente de reconcilia. Algunas ingeniosas excepciones han logrado variantes, como «La boda de mi mejor amigo» o «Begin again», por ejemplo. Aferrarse a las reglas del género está perfecto y eso no tiene nada que ver con el resultado. «Locamente millonarios» se presenta como una comedia romántica cuya diferencia es algo que en Hollywood no pasa nunca: todos sus protagonistas son asiáticos. Pero ante la promesa de ver «Mi gran casamiento asiático», la película no es más que un conglomerado de clichés que ni siquiera coquetea con lo cursi.

¿De qué se trata ‘Locamente millonarios’?

Rachel Chu (Constance Wu) es una profesora de economía neoyorkina de origen chino que está en pareja con Nick Young (Henry Golding), un atractivo millonario oriundo de Singapur. Al ser él elegido como padrino de una boda, ambos viajan a Singapur, donde ella descubrirá que la familia de su novio es una de las más ricas de Asia, y que su suegra, además, la ve con malos ojos.

Ni comedia ni romántica

Es cierto: me cuesta ver comedias románticas, pero también hay algunas que me sé de memoria. Tras un paso bastante triunfal por la temporada de premios, decidí ver «Locamente millonarios». Esperaba algunos buenos gags, algunos momentos románticos ingeniosos… pero nunca pasó. Como si pareciera que la excusa de hacer una película con actores asiáticos bastara para satisfacer al público en busca de algo diferente, el film no termina de dar más que una buena cantidad de escenas en escenarios espectaculares. Panorámicas modernísimas de Singapur, casas de lujo desbordante, una boda por todo lo alto… lo demás no importa. La protagonista se enfrenta a una suegra que no la aprueba, él se rencuentra con su familia, hay lágrimas y redención. Hay de todo, menos guion.

Solo Awkwafina, quien interpreta a la amiga de la protagonista, logra ofrecer momentos graciosos. Lo demás, no es más un paseo simplista por el lujo y la excentricidad de asiáticos millonarios.

Tirando por la borda la oportunidad de hacer una buena comedia romántica que vaya más allá de un conglomerado de clichés, «Locamente millonarios» no es más que cotillón. Eso sí, del más caro.

Puntaje: 4/10

Título original: Crazy Rich Asians
Duración: 121 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2018

error

Autor entrada: alesaras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *